martes, 11 de diciembre de 2012

Lluvia en Los Dajaos



Lluvia en Los Dajaos 

La lluvia que recuerdo aquel verano
mostraba generosa su grandeza
y admirada ante tal naturaleza
la dejo que resbale por mi mano.

Espléndido se cubre el altiplano
de imágenes que llenan de belleza
el cielo por gentil delicadeza
y el campo de café dominicano.

El agua que calmaba aquella tarde
el calor del Caribe en la montaña
presenciaba indolente mi alegría,

en Los Dajaos quiero que me aguarde
empapando la tierra y la cabaña
del conuco que añoro todavía.



Rosales