lunes, 28 de enero de 2013

El Fotógrafo

El Fotógrafo

Perdóname que dejara
tu vida en el abandono,

hacia una muerte segura
deshidratado en el polvo.
Mi conciencia se hizo hielo
ante un niño tembloroso,
convertido en frágil presa
de su destino tan pronto.
Al cielo pido permiso
quiero revivirlo todo,
hasta la gota de sangre
última de mis sollozos
y devolverte el aliento
que agonizaba en la foto,
para iluminar la vela
apagada de tus ojos.
Ni en el inframundo admiten
el dolor con que me ahogo.

Rosales




Metro: Octosílabos
Rima: Asonante - versos pares
Forma: Romance