lunes, 29 de abril de 2013

Ángel



Ángel ( mi perro )


Tenía la ternura de una fiera
y el corazón valiente como el can
que agradece salir de la perrera.

Perseguía palomas en su afán
de traer un trofeo entre los dientes.
Quisiera haber frenado al huracán.

No observamos peligros aparentes,
cuando osado saltaba sobre un muro
ante el grito de todos los presentes.

Escuchamos un golpe seco y duro,
al verlo desde arriba los primeros,
caído en una presa y con apuro,
tuvimos que llamar a los bomberos.

Rosales