domingo, 21 de julio de 2013

LA NADA

LA NADA

Gélida como el invierno
llega la muerte podrida,
cuando pugna por mi vida
para llevarme al infierno.

Nada en la tierra es eterno,
no le temo a su mirada,
en su cara descarnada
esboza con una mueca
una carcajada hueca.
Nada le temo a la nada.

Rosales

* Metro: Octosílabos
*Rima: 
abba accddc
* Forma: Décima