sábado, 5 de octubre de 2013

La pesadilla



La pesadilla

Sola en la cama esperaba
a mi marido con miedo
porque a clavarme venía
una arma blanca de acero.

Era un sueño y me dormí,
cuando me hallaba durmiendo.
Creí despertar de noche
y encontrarlo en nuestro lecho
con un cuchillo en las manos,
mi sangre estaba en su cuerpo
y la suya, congelada
por darle muerte a mi aliento.
Desde mi ser más profundo,
salieron todos mis huesos
y formaron en el aire
un ingrávido esqueleto
que se mofaba de mí
como un presagio siniestro.

Rosales



Metro: Octosílabos
Rima: Asonante - versos pares
Forma: Romance