jueves, 27 de marzo de 2014

DRAGÓN




DRAGÓN


En la oscura caverna, gime el fiero dragón
sobre un lecho de perlas y preciosas diademas,
de su frente turquesa coronada de gemas
baja un hilo de sangre por la gran incisión.


Tras la caza en el valle, el enorme Gerión
agoniza maltrecho entre bilis y flemas,
se retuerce en la cueva donde tiene problemas
con la espada que parte su animal corazón.

El gigante se muere al perder la batalla
y sus fauces exhalan el penúltimo grito.
No tendrá más doncellas el alado maldito
en la fría penumbra de su fuego canalla.

La campana en la iglesia tañe un canto a la vida
por la mano que deja a la bestia abatida.


Rosales


METRO: Alejandrínos
RIMA: ABBA ABBA CDDC EE
FORMA: Soneto