miércoles, 9 de abril de 2014

La Escena




La Escena


No hay la menor duda,
la escena habla por sí sola.
La cabeza encima del televisor,
las piernas debajo de la cama,
hay un brazo en la bañera
y otro en el congelador.
No hay rastro de sangre
ni señales de violencia,
es el típico crimen.
-Vayan a buscar al cura
que los casó.

No hay la menor duda
de la escena, señor juez.
La cabeza de mi mujer
sobre el televisor,
las piernas debajo de la cama,
un brazo en la bañera
y otro en el congelador.
He limpiado la sangre
y ordenado los muebles,
como me dijo el cura
que nos casó.

Por si hay alguna duda,
le explico todo, señor juez.
Tengo la cabeza
encima del televisor,
mis piernas debajo de la cama
un brazo en la bañera
y otro en el congelador.
La sangre se ha eliminado
y los muebles ya están en su lugar.
Estoy jodida y separada por el cura
que nos casó.

Capitán Acab



Forma: Versos Libres
Foto:
Eduardo Arroyo
Dichosos quién como Ulises I (1977). Óleo sobre lienzo