sábado, 14 de junio de 2014

EL HOMBRECILLO




EL HOMBRECILLO


Hace muchos, muchos años,
bajo una luna de escarcha,
soñé que estaba dormida
en una pequeña cama.
La habitación de cristal
filtraba la luz del alba,
porque recuerdo los haces
sobre las sábanas blancas.
Me sorprendió la presencia
de un hombrecillo en la estancia,
medio metro, pies enormes,
tan alto como su barba.
Que lo siguiera quería,
mas no dijo una palabra,
para avanzar por un túnel
segmentado en las entrañas.
Vislumbré junto al enano
una elipse inmaculada,
cuando una voz me ordenó:
"despierta, vuelve a tu casa".

Rosales


Metro: Octasílabos
Rima: Asonante en versos pares
Forma: Romance