lunes, 28 de julio de 2014

ASES



ASES


La diosa de la suerte
se infiltra entre las cartas,
reparte la partida
e influye en el mañana.

Los ases son escasos
y abunda la nostalgia,
emerge el devenir,
vacío de esperanza.

Imaginar quisiera
que no estaba marcada
la senda del destino
a fuego sobre el alma.

Mi espíritu es de sal,
mi omóplato, de escarcha,
mis manos se deshacen
al sol que vierte el alba.

Inclino en el papel
el peso de mi espalda,
y espero que esta cruz
se torne en abundancia.

Rosales


Metro: Octasílabos
Rima: Asonante versos pares
Forma: Romance