lunes, 28 de julio de 2014

LA LUZ




LA LUZ

Tu luz es tan clara como el aguanieve
fugaz, tras el soplo del aire en que flotas,
derriten tus huellas el hielo con motas
de polvo en el filo del témpano breve.

Antes de que el tiempo marchita te lleve
y añores tu aurora con lágrimas rotas,
no apures el vaso tras un cuentagotas
ni llores al alba por ánimo leve.

Me miran tus labios de pétalos rojos
detrás del lozano fulgor del espejo,
y esbozan un gesto de incredulidad.

Alienta el minuto que vibra en tus ojos
y goza el instante falaz del reflejo,
pues todo perece en la eternidad.


Rosales






Forma: Soneto
Metro: Dodecasílabos
Rima: ABBA ABBA CDE CDE