viernes, 5 de septiembre de 2014

LETRAS




LETRAS


El alma busca al amado
tras la Cruz del monasterio,
vivo sin vivir en mí
para habitar en el cielo.

El genio del cordobés
me conquista en Polifemo
al inyectarme en las venas
sus antológicos versos.

Con diez cañones por banda,
se hace a la mar el velero,
la libertad está en popa
y su bandera es el viento.

Del verde, niña, te quejas,
¡ay de tus ojos inquietos!
Tiene un puñal tu pupila
que se me clava en el pecho.

¡Oh, valerosos soldados!
¡Oh, laureados efebos!
Vuestras espadas de bronce
han vencido en el infierno.

A Amado le duele todo,
le duele existir a Nervo.
No es inmortal el amor
que le calcina los huesos.

Un rayo letal sepulta
a tu amada entre los muertos,
y con tu herida sangrante
le cantas al olmo viejo.

En Nueva York el poeta
está más solo que un perro.
" Que no me gusta esta gente,
y que a Granada me vuelvo."

Cuando me aprietan tus ganas
porque te puede el deseo,
solo me importan las letras
que escribes sobre mi cuerpo.

Rosales


Forma: Romance
Rima: Asonante versos pares
Metro: Octasílabos