viernes, 24 de octubre de 2014

Fortunata




Fortunata


¡Cómo duele quererte, malnacido!
Me tomas y me alejas de tu lado,
las veces que regresas no he contado
ni sé cuántas te he visto arrepentido.

No me importa engañar a mi marido,
me encelo de pensar que estés casado;
por pobre y por humilde, no me has dado
el trato que merezco: tu apellido.

Y aquí estoy, alumbrando entre dolores
al hijo que debía tu mujer
engendrar como lícito heredero.

De abandono fenezco y mal de amores,
pues se escurre la sangre de mi ser,
y del parto presiento que me muero.
.
Rosales


Forma: Soneto
Rima: ABBA ABBA CDE CDE
Metro: Endecasilabos