miércoles, 15 de octubre de 2014

PARA SOBREVIVIR




PARA SOBREVIVIR


Estaba como el perro en la autovía
al que abandonan por hacerse viejo,*
calado desde el hueso hasta el pellejo
presiente en el asfalto la sangría.

Ni el pulso de la arteria me dolía,
como al vampiro oscuro y sin reflejo
que no se reconoce en el espejo
y añora disfrutar la luz del día.

Como el zombie que habita entre los vivos,
mi cuerpo se movía estando muerta
y el mundo soterraba bajo el pie.

Herida por los roles primitivos,
el golpe de la sangre dio la alerta
queriendo revivir, y me marché.

Rosales


Forma: Soneto
Metro: Endecasílabos
Rima: ABBA ABBA CDE CDE