sábado, 22 de noviembre de 2014

Mi Gato



Mi Gato
.

Mi gato es travieso, revoltoso, juguetón; tan cariñoso que no parece un felino
. Tiene el pelo brillante y gris, que almohadilla su cuerpecillo cálido de esponja.
Solo tenía dos meses cuando lo recogimos de la calle y se pasó un día entero
escondido detrás del mueble del salón.
-Tigre, maullas sin ganas y estás ronco. Sal.

Tigre es un gran cazador y practica con mis piernas a todas horas.
Se agazapa en las sombras del pasillo y, cuando me ve pasar,
me atrapa con sus zarpitas de gato callejero.
-¡Tigre, no!, ¡que me asustas!

No le gusta estar solo. Me sigue por toda la casa como un muñeco de trapo
con corazón y, luego, pone carita de pena para que lo coja en brazos o protesta
porque quiere tumbarse conmigo en el sofá.
Sale cuando quiere a dar paseos por el jardín y, para mi disgusto,
trae como trofeo algún bicho; a veces le riño para que no arme alboroto entre los pájaros.
Es entonces cuando muestra el animal que es, posa sus ojos verdes
en algún punto del infinito....y no me hace caso.


Rosales



Forma: Prosa Poética

Pinturas de Oxana Zaika