domingo, 25 de enero de 2015

Altamira



Altamira
.

En la era del Titán,
dentro de la piedra viva,
el Mistral abrió las peñas
y entró el hombre en la guarida.
Con leña creó la luz,
un pincel con la ceniza,
la paleta de colores,
agua y flores con arcilla.
Del fresco de la abundancia,
el Carbunco de la Íbera
hizo relumbrar los lienzos;
flechas, lanzas, jabalinas,
bisontes, gacelas, corzos
y escenas de cacerías.
Antes de que fuera el verbo
y el jardín de las delicias,
antes de Baco y Minerva,
del olivo y de las viñas,
antes de nacer las Musas,
las Gracias y los artistas,
ya tenía España el arte
en las cuevas de Altamira.


Capitán Acab




Forma: Romance
Metro: Octasílabos
Rima: Asonante en veros pares