martes, 3 de febrero de 2015

La Bailarina




La Bailarina

.

Medita ante la próxima función
el preciso fulgor adolescente,
con los ojos escucha al corazón
y acalla los murmullos de la mente.

Le enerva la presencia de la gente
y prefiere sentirse enajenada,
no permite que el ruido la violente
ni que turbe el aforo su mirada.

Aunque está desde niña preparada,
dispone de un talento extraordinario
que deja a la platea entusiasmada

mientras ella domina el escenario.

Y el público, febril, cuando termina
aplaude a la armoniosa bailarina.



Rosales


Forma: Soneto
Metro: Endecasílabos
Rima: ABAB CDCD EFE FGG

Imagen: La pequeña bailarina de catorce años ( Edgar Degas )