miércoles, 11 de febrero de 2015

La Lechera



La Lechera


Le gusta la amplitud a la señora
que en el retrato mora.
Irradia claridad la refulgente
blancura de su dermis cual la aurora
y el delantal decora
el tono del vestido prominente.

Tras la joven lechera encantadora,
la suciedad aflora
en los muros y expone la evidente
pobreza del hogar donde labora.
Abunda el pan ahora
y tiene, de momento, suficiente.

Quisiera la muchacha estar casada
con un hombre educado, fascinante,
apuesto y elegante,
porque está del trabajo derrotada.

Su sueño la mantiene ilusionada
sin mostrar signo alguno en el semblante.
Le quedan por delante
muchos años de espera apresurada.

Rosales



Forma: Sonetto doppio
Rima:: AaBAaB AaBAaB CDdC CDdC
Metro: 11 Y 7 SÍLABAS
"La Lechera", de Johannes Vermeer. Pintado entre 1660 y 1661. En el Rijksmuseum de Amsterdam (Holanda)