lunes, 30 de marzo de 2015

Ensueño


Ensueño
.

Suspiro tras suspiro hasta que viene
el Tajo con el cielo en la retina,
blanco como el aliento de Selene,
puro como pulmón de golondrina.

Las Náyades le mandan que se frene
donde desova en rosas la colina;
el obediente Tajo se detiene
a los pies de la manta cristalina.

Allí mis ojos pierden cobertura,
se me cierran, rendidos al ensueño;
tu imagen de cristal se transfigura.

¡Oh!, Rosales, Rosales, ¡tú, mi sueño!
En mi entorno la más bella criatura.
Seguir sin despertar será mi empeño.


Capitan Acab


Forma: Soneto
Metro: Endecasílabos
Rima: ABBA ABBA CDC DCD