domingo, 15 de marzo de 2015

Las dos caras de la unidad



Las dos caras de la unidad

.

El día tiene cuerpo de ingrávida serpiente
y repta sobre el aire con tóxico verdor,
le impulsa la energía del foco de calor
a darle el venenoso remate al oponente.

La noche es el leopardo feroz e inteligente
que ataca a su adversario como un depredador
mostrándole las fauces de astuto cazador
y espera en un descuido por fin hincarle el diente.

Olvidan que a la fuerza están predestinados
a ser los rotatorios perpetuos enfrentados
que alternan sus mandatos de luz y oscuridad.

Jamás ninguno alcanza la gloria en el combate
y quedan sus encuentros en desigual empate,
pues son las dos mitades que suman la unidad.



Rosales




Forma: Soneto
Metro: Alejandrinos
Rima: ABBA ABBA CCD EED

Imagen: LA LUCHA ENTRE EL DIA Y LA NOCHE, Rufino Tamayo, Méjico, 1899-1991.