lunes, 30 de marzo de 2015

No podrás, te lo juro, no podrás




No podrás, te lo juro, no podrás
tornar mi risa, convertirla en llanto,
callar mi musa, silenciar mi canto.
No podrás, te lo juro, eso jamás.

No podrás y jamás conseguirás
que me obligue el Espíritu a ser santo,
quererlo como a ti ni amarlo tanto.
No podrás convencerme, Satanás.

No podrás, corazón, partir en dos
el alma con los labios de la risa
ni mi boca podrá decirte adiós,

ni mi fe dejará de ser sumisa.
Y no podrás pedirle nunca a Dios
que me cambie de altar por ir a misa.


Capitán Acab






Forma: Soneto
Rima: ABBA ABBA CDC DCD
Metro: Endecasílabos
Ilustración: Agnus Dei - Francisco de Zurbarán
Francisco de Zurbarán (1598-1664) pinta aquí una imagen del Cordero de Dios o Agnus Dei muy naturalista. Cabe destacar la minuciosidad con que el artista ha pintado los bucles de lana que destacan sobre un fondo neutro y oscuro. El blanco de su lana representa la pureza y la victoria de la vida sobre la muerte.