viernes, 22 de mayo de 2015

Hércules




Hércules

¡Oh, rayo cegador! ¡Hércules fiero!,
apelo a tu imponente fortaleza,
pues voy hacia el abismo de cabeza
si no tengo tu amparo de asidero.

¡Fornido resplandor! ¡Oh, gran guerrero!,
abate con tu espada mi flaqueza
y cubre mis pulsiones de dureza
o cámbiame los nervios por acero.

Adolezco de pura indecisión
y no gozo de temple ni de audacia
cuando sufro una nueva decepción.

Me parece el valor una falacia
porque siempre me lleva el corazón
a caer otra vez en la desgracia.

Rosales





Forma: Soneto
Metro: Endecasílabos
Rima: ABBA ABBA CDC DCD

Imagen: Hércules y Licas
Autor Antonio Canova
Creación 1795 - 1815