domingo, 17 de mayo de 2015

La Leona



La Leona


Soy una leona.
Un felino salvaje, herido
y con garras despiadadas.
Me defiendo en la jungla observando al enemigo
antes de atacar.
Sé cual es mi territorio.
Lo protejo de las putas hienas
que me quieren robar la comida.
No me interesan las manadas
ni pertenezco a ningún clan
porque nadie controla mis instintos.
Cuando tengo hambre,
voy en busca de una oveja tierna
o le rompo el pescuezo a una jirafa,
sin remordimientos.
La sangre es lo que más me gusta,
pero solo cazo para sobrevivir.
Aborrezco al primate que se columpia en un árbol,
con cara de tonto,
a la serpiente que me provoca con su ridículo cascabeleo
y al buitre que me vigila.
Sobre todo, odio a los leones
por vagos, inútiles y orgullosos.
Después de utilizarlos para copular,
no vuelvo a saber de ellos ni me importan.
Mi premio es mi camada
y mi maldición es la soledad.


Rosales