viernes, 22 de mayo de 2015

Mi Casa Ideal



Mi Casa Ideal

Me he escondido del eco de la gente
a favor del retiro voluntario
donde tengo una casa diferente
tras la sombra de un olmo centenario.

Allí crece mi calma en el ambiente
cuando alcanzo el silencio necesario
para darle al espíritu latente
el vigor del sociable solitario.

No me gustan los altos edificios
ni los tóxicos humos de los coches
porque tapan el sol sin compasión.

Me dispongo a vivir sin artificios,
a alumbrar mi morada por las noches
con la ingrávida luz del corazón.



Rosales