domingo, 17 de mayo de 2015

¡Qué calor!




¡Qué calor!


Tengo puesto el bañador
y me unto un bote de crema
porque en la playa el sol quema
si no llevas protector.

Mientras me baño en sudor,
sobre la arena me apoyo
y de la lumbre me ampollo
desde el tobillo hasta el cuello
cuando me falta el resuello
y me frío como un pollo.

¡Qué sol tan encantador!
Es como un huevo con yema
que ilumina la suprema
belleza del derredor.

Me derrito de calor,
pues la montaña es un rollo;
aunque pensé que era un chollo,
se me disuelve hasta el vello
y se riza mi cabello
como si fuera un repollo.


Rosales






Forma: Décimas
Metro: Octasílabos
Rima: ABBAACCDDC