lunes, 29 de junio de 2015

Envejecer



Envejecer



Lo que no puede ser es imposible:
nadie avanza hacia atrás como el cangrejo,
no se puede frenar llegar a viejo
porque el tiempo es un látigo inflexible.

Aunque mengua mi cuota disponible,
el presente me grita en el espejo
que disfrute del hueso y del pellejo
mientras tenga en mis venas combustible.

Tengo miedo al sopor de la vejez,
he perdido la extrema lucidez
y el amago me deja el alma en vilo.

Es que jóvenes somos poco rato,
con los años tenemos un contrato
y una plaza segura en el asilo.


Rosales



Forma: Soneto
Metro: Endecasílabo
Rima: Consonante