jueves, 27 de agosto de 2015

Una gran fiesta, ¿no lo cree?




Una gran fiesta, ¿no lo cree?



En el hotel maldito del terror,
el mal acecha detrás del resplandor.

No estamos solos
ni ya son cuerpos vivos
aquellos que ensangrientan los pasillos.
Son trágicas almas turbulentas
y lo mismo me incitan que dan fiestas.
¡Qué atractivo es el lado del abismo!,
¡qué potente el instinto de matar!
Con el hacha a la puerta me dirijo
para abatir la vida sin piedad.
A mí no me conmueven los sollozos
ni el rayo que atraviesa tus pupilas
porque ostento la fuerza de los locos
y la vida contigo es una ruina.
¡Que perdone mis crímenes le ruego
a la cúspide púrpura del cielo!

El mal acecha detrás del resplandor
en el hotel maldito del terror...


Rosales


Rosales


Forma: Versos Libres