martes, 13 de octubre de 2015

Y deja que te mate




Y deja que te mate


El alma libre es rara,
empaña el resplandor de las estrellas.
Ningún freno la para
y busco, entre botellas,
lograr emborracharme de una de ellas.

Destila libertad
y, excéntrica, destaca en el debate.
Su credo es la verdad,
su vida, un disparate.
Encuéntrala y permite que te mate.

Sufrir me da la excusa
y bebo porque rozo el precipicio.
También si hallo la musa,
pues no albergo un resquicio
que pueda rescatar del puto vicio.

Me siento como un perro
y aspiro, tras el nicho, a tener suerte.
Después de un pobre entierro,
espero ser tan fuerte
que tiemble, al recibirme, hasta la muerte.


Rosales




Forma: Liras
Metro: Endecasílabos y heptasílabos
Rima: Consonante