domingo, 24 de abril de 2016

LA ALHAMBRA




LA ALHAMBRA


Una mora prisionera,
tras los muros de la Alhambra,
lloraba con mucha pena,
con mucha pena lloraba
porque el amor de un cristiano
le había robado el alma.
Un avecilla apiadada
de su llanto y de sus lágrimas
la visitaba en las tardes
por verla desamparada.
-Vuela, pajarillo, vuela
más allá de las murallas,
lleva a mi esposo un jazmín
como seña de su amada,
y dile que un hijo suyo
ha crecido en mis entrañas.-
La niña murió cautiva
por deshonrar a su raza
y el muchacho, por amor,
aquella misma mañana.
 

Rosales




Forma: Romance
Metro: Octasílabo
Rima: Asonante versos pares