lunes, 11 de abril de 2016

La Venus de Milo






La Venus de Milo


El caudal de la ráfaga apacible
en la curva del mármol cincelado
adereza la estética impasible
cuando alienta tu espléndido costado.

Fluye la tibia calma sugerente
desde el blanco temblor del vientre frío
hasta el súmun del párpado indolente
donde yace un callado escalofrío.

Languidece la aurora ante el destello
que fulgura en el tálamo glorioso
del pedestal silente de tu cuello
sobre el leve matiz del pecho hermoso.

Puedo palpar la voz, en ocasiones,
de la brisa al mecer tus proporciones.


Rosales





Forma: Soneto Inglés
Rima: Consonante
Metro: Endecasílabo