miércoles, 25 de mayo de 2016

Dulces Ecos



Dulces Ecos


Remover mi pasado es una gesta
porque quise crecer para olvidar;
es el dolor antiguo el que protesta
cuando evoco el entorno familiar
donde tuve una infancia descompuesta
por el oculto infierno del hogar.
Intenté renacer de la memoria
y fabriqué otro yo con otra historia.

Me acostumbré a jugar con mis muñecos
como el duende que inventa la alegría,
habitaba en ilusos recovecos
donde nadie gritaba ni sufría.
Me salvaron allí los dulces ecos
del raudal interior de fantasía
hasta poder alzar mi fortaleza
y dejé bajo el foso la tristeza.

Lo que no te destruye, te hace fuerte,
permanece la huella en el olvido;
a menudo he soñado con la muerte
para darle reposo al sinsentido.
Nunca el trauma en la piel se queda inerte
ni se puede borrar lo que has vivido.
Y me resta decir cuando detallo
que, el secreto de entonces, me lo callo.


Rosales






Forma: Octava Real
Metro: Endecasílabo
Rima: Consonante (ABABABCC)