domingo, 11 de septiembre de 2016

Onírico engendro



En la luna de escarcha
del cristal del espejo,
una imagen me mira
mientras hierven sus huesos.
Se deforma la carne
cuando mengua el cerebro
y la blanda epidermis
muda en exoesqueleto.
Por los ojos saltones,
las antenas de fuego
y las patas oscuras
que le nacen del miedo,
me horroriza la forma
del onírico engendro.
Reconozco la sangre
que pervive en su cuerpo:
ese artrópodo alado,
ese trágico insecto
que me arroja a la nada,
era yo en otro tiempo.


Rosales






Forma: Romance
Rima: Asonante versos pares
Metro: Heptasílabo