jueves, 13 de octubre de 2016

Pura falacia



Pura falacia


Como mortales que somos,
sucumben nuestras desdichas
cuando la póstuma tierra
nos recoge y nos abriga.
Es una burda falacia,
es una inútil conquista,
pretender que nuestros huesos
no fenezcan en la cripta.
Más allá de las columnas
de esta sórdida mentira,
cuando el reloj se demore
porque se agoten las cifras,
no quedará nuestra esencia
junto a la carne podrida.
Regresaremos a casa,
a la pirámide antigua
donde el eterno reposo
se eleve de las cenizas.
Renacerá el pensamiento
al resolver el enigma
de que morir es un paso,
una tragedia ficticia,
porque la muerte no existe
y es perpetua la energía.
Jamás seremos del mundo,
solo estamos de visita:
después de asir vidas muertas,
logramos ser almas vivas.

Rosales  






Forma: Romance
Metro: Octasílabo
Rima: Asonante en versos pares