miércoles, 28 de junio de 2017

El Capi por Marcos Circenses



Hoy

Pues tiene el combativo pejiguero
las ganas de tocarnos las narices;
su reto, que semeja pendenciero,
nos trata como humildes meretrices.

Que hablemos todo el rato del presente,
para nada miremos al pasado,
nos dice, y permanece indiferente
al místico fervor del condenado.

¡Ay!, mísero poeta de esta lista,
que acudes como iluso al desafío
y a ser reconocido en el "walhalla",

ignoras que, en tu sueño de idealista,
te lleva, irremisible, al desvarío
el vil instigador, donde los haya.

Marcos