miércoles, 28 de junio de 2017

El mar de los amores rotos




El mar de los amores rotos


Hoy te he visto pasar, indiferente,
mientras yo me sentía ajena y rara.
Sé que un nuevo propósito repara
tu epidermis marina y decadente.

No me empapas de espuma en el presente,
un océano frío nos separa,
pues la sal que me ofreces sale cara
y tu acuático influjo aburre y miente.

Hoy te he visto pasar, como una sombra,
como el piélago insípido y distante
que no avanza ni crece en la marea.

La obsesión que anegaste no te nombra,
porque escucho a la lógica aplastante
cuando dice que nunca más te crea.

Rosales