miércoles, 28 de junio de 2017

Margot






Margot

Margot va cabalgando en el mastín
y ataca con su espada de madera
al pobre del abuelo en el jardín,
que escapa, como puede, a la carrera.
.
-¡Más palos te mereces que una estera!
-Le dice mi mamá con voz en grito.
-¡Cabilas por traviesa la manera
de darle otro disgusto al abuelito!-

Acaba su aventura el angelito
cuando intenta robarme la consola,
pues tropieza en las losas de granito
y se rompe los dientes ella sola.

Mi hermana es un demonio en ocasiones
y me gana a castigos y a chichones.

Rosales 






Forma: Soneto
Spenceriano
Rima: ABAB BCBC DCDC EE
Metro: Endecasílabo