viernes, 22 de septiembre de 2017

La esclavitud del pensamiento



La esclavitud del pensamiento


¿De dónde hemos venido?, ¿a dónde vamos?,...
seguimos conviviendo con la duda
de estar sobre la tierra de visita
sin un claro objetivo en la andadura.
Crecemos como seres desvalidos
y el mundo nos aplasta y nos asusta,
por eso nos unimos a los grupos
que imprimen sus verdades absolutas.
No existe libertad tras las mentiras,
los hombres somos víctimas confusas
del yugo que esclaviza el pensamiento
y mata las ideas, una a una.
Son pocas las personas diferentes,
las callan, las fusilan, las sepultan;
no es bueno que la masa reflexione
ni escarbe bajo el lodo de la angustia.
Subyace una minúscula esperanza,
algunos no se arredran con la lucha
y aplican su afiada inteligencia
en dar resolución a lo que buscan.
No pueden silenciar sus emociones:
defienden la razón hasta la tumba,
pues solo se convence a los idiotas
que nunca se cuestionan las preguntas.


Rosales

No hay comentarios:

Publicar un comentario